c/ Pintor Miguel Ayala, 9 - 1ºB, 23006 - Jaén
953 253 517 - 610 048 203

Consulta ONLINE en servicio de Logopedia, Aprendizaje, Psicología y Nutrición

Estimulación Neurosensorial Auditiva

El Dr. Alfred Tomatis, otorrinolaringólogo y foniatra francés, impulsó el campo de la terapia de sonidos y la estimulación auditiva. En el estudio que realizó en 1960, el Dr. Tomatis ya difereció las acciones de oír y escuchar y remarcó las interconexiones del oído, el cerebro y el cuerpo. Oír como función del oído es la recepción pasiva del sonido, mientras que escuchar como función del cerebro es la participación activa de lo que uno oye. Se puede tener un buen oído pero escuchar pésimamente.

El oído juega un papel único y fundamental en nuestro día a día y, si la información sensorial trasnsmitida por el oído es malinterpretada por el cerebro, puede afectar a la función de escucha. Uno de los problemas asociados a la función de escucha es que, cuando no se escucha correctamente, no se pueden reproducir los sonidos. Según el Dr. Tomatis “aquéllo que el oído no puede escuchar, la voz no lo puede reproducir".

SU FUNCIONAMIENTO

El Método Tomatis® es una técnica de estimulación sensorial sonora. El sonido es transmitido por un lado por la conducción ósea provocada por una vibración en la parte superior del cráneo y por otro lado por conducción aérea por el pabellón de la oreja. Este sonido ha sido previamente tratado en laboratorio para proporcionarle el efecto Tomatis® y, así, estimular todo el oído interno, tanto en el plano auditivo como motor.

Este efecto se basa en un doble mecanismo de contraste perceptivo sonoro (doble alternancia de timbre e intensidad) destinado a “sorprender” el oído. Estos músculos van estimular a su vez, también por vibración, los órganos llamados cóclea y vestíbulo. La cóclea y el vestíbulo están recubiertos de microcélulas llamadas células ciliadas cuya finalidad es convertir esta vibración en estímulos eléctricos que van a alimentar una vasta red nerviosa que lleva el nombre de formación reticulada. Ésta controla el nivel de actividad global de la actividad cerebral. Dicho de otro modo, la cóclea y el vestíbulo dinamizan el cerebro; se dice que el oído interno tiene una función de “carga cortical”: aumentan el nivel de energía.

LA BÁSCULA ELECTRÓNICA CON "EFECTO TOMATIS"

Los aparatos TOMATIS están diseñados para establecer un contraste perceptivo sonoro único. Este efecto provoca la tensión y, a continuación, el relajamiento de los músculos del oído. Este vaivén se obtiene con el paso repentino de frecuencias graves, que no necesitan por parte del oído ningún esfuerzo de acomodación, a frecuencias agudas, que piden al oído un gran esfuerzo de acomodación. Esta actividad puede compararse a una gimnasia, que gracias a una actividad repetida y una movilización progresiva del oído, permite optimizar la transmisión del mensaje sensorial sonoro hacia el cerebro.

SU ACCIÓN

El Método Tomatis® actúa sobre el sistema límbico (parte media del cerebro), al que el sistema auditivo está conectado. Esta parte es, entre otras cosas, responsable de los mecanismos de la emoción, la memoria y el aprendizaje. Por otra parte, el órgano del oído medio llamado cóclea tiene el papel de carga cortical. Así, por su acción sobre el sistema límbico y el córtex prefrontal, el Método Tomatis® va a intervenir en la regulación de los trastornos de la emoción en relación con la depresión y la ansiedad. Va a tener además una acción eficaz en la regulación del estrés.

Tiene igualmente una función motriz gracias a un órgano interno llamado vestíbulo. El papel del vestíbulo es dirigir los mecanismos del equilibrio. Debido a su acción directa sobre el vestíbulo, el Método Tomatis® actúa directamente sobre la regulación del tono muscular y por lo tanto de la verticalidad, pero también sobre los trastornos de la lateralidad. Por otro lado, el Método Tomatis® puede revelarse eficaz en los trastornos del ritmo y la coordinación, y, en asociación con el córtex cerebral, abarca también los trastornos de la espacialización y del esquema corporal.

Además de su acción general de estimulación cerebral (se habla de “estimulación cortical”), el Método Tomatis® puede tener una acción muy positiva en la atención selectiva. El procedimiento Tomatis® se basa en una báscula electrónica, que provoca un contraste sonoro destinado a sorprender constantemente el cerebro para mantenerlo en alerta.

Uno de los ámbitos históricos del Método Tomatis® está en relación con la mejora de la musicalidad y la voz hablada o cantada. Gracias a una acción directa sobre el mecanismo cerebral que liga percepción y acción, la autoescucha puede llevarse a cabo siempre y cuando la vibración sonora percibida sea correctamente regulada por conducción ósea, que es la vía de transmisión del sonido, por todos los huesos del cuerpo y en particular por el cráneo.

TODA MODIFICACIÓN DE LOS MECANISMOS RELACIONADOS CON LA RECEPCIÓN Y EL ANÁLISIS DE UN MENSAJE SONORO TENDRÁ CONSECUENCIAS SOBRE EL MODO DE REPRODUCIR ESTE MENSAJE, YA SEA DE MANERA HABLADA, CANTADA O MEDIANTE UN INSTRUMENTO MUSICAL.

LOGOPEDIA CENTER SCA F23588304
Inscrita en el registro de sociedades cooperativas y laborales de Andalucía JARCA01559
Centro Sanitario autorizado por la Junta de Andalucía con NICA nº 36391

Diseñado y construido por jeosspee