c/ Pintor Miguel Ayala, 9 - 1ºB, 23006 - Jaén
953 253 517 - 610 048 203

Consulta ONLINE en servicio de Logopedia, Aprendizaje, Psicología y Nutrición

Terapia de Movimiento Rítmico

El desarrollo motor que realiza el niño durante el primer año de vida es el más importante aprendizaje de toda su existencia y tiene una enorme repercusión neurológica en el resto de su desarrollo. El movimiento tiene un efecto organizador en el Sistema Nervioso Central, tanto a nivel sensorial (visión, audición, tacto, sistema vestibular) como a nivel del sistema de equilibrio, desarrollo respiratorio, lingüístico, manual y de coordinación ojo-mano en la escritura, etc. Este desarrollo depende del sistema nervioso que es una estructura cambiante que se desarrolla en la infancia y que puede evolucionar y modificar la estructura y la función a lo largo de la vida por medio de los sistemas de aprendizaje.

Las respuestas motoras van a variar según el estímulo recibido y el nivel cerebral de procesamiento empleado. En la primera fase del desarrollo motor, aparecen los REFLEJOS PRIMITIVOS. Como su nombre indica, un reflejo es un movimiento automático asociado a otro, como el reflejo de tendón de la rodilla cuando el médico golpea con el martillo y la pierna se extiende. El nivel de procesamiento responsable de los reflejos primitivos es el TRONCO DE ENCÉFALO.

Durante los primeros meses de vida se valora la existencia de los reflejos, ya que la no presencia indica una inmadurez neurológica del niño y un problema en el desarrollo. Cuando hablamos de problemas de aprendizaje, la mayoría de los profesionales nos referimos a problemas en los Aprendizajes de Nivel Superior, como es la Lectura, Escritura, Matemáticas, Procesos Cognitivos…, pero el ser humano va desarrollando y progresando en NIVELES DE APRENDIZAJE, de manera que difícilmente conseguirá alcanzar un Óptimo Nivel de Aprendizaje Cognitivo (desarrollo de la lógica) si no ha realizado un Óptimo Aprendizaje Motor, porque primero ha de establecer, en un orden jerárquico, una estructura sólida que le permita crecer de forma firme.

Si el niño no desarrolla el control automático del equilibrio y de las habilidades motoras, muchos otros aspectos del aprendizaje pueden verse afectados negativamente, aunque tenga la inteligencia media o incluso por encima de la media. Los reflejos activos o no desarrollados fuera de tiempo identifican los niveles inferiores de disfunción. Los principales reflejos que identifican los niveles inferiores de disfunción son:

Reflejo de Moro:

El Reflejo de Moro permite el desarrollo de la libertad de la totalidad del cuerpo en flexión (hacia dentro) o extensión (hacia afuera). Muestra sensibilidad al ruido, tacto, movimiento y puede ser que se sobresalte en seguida o mostrar miedo fácilmente. Esta hipersensibilidad puede manifestarse como distracción, ansiedad, baja adaptabilidad y/o impulsividad.

Reflejo Tónico Laberíntico (RTL):

Los síntomas de la no adecuada integración del RTL pueden incluir: inseguridad en el equilibrio y balanceo, dificultades en actividades de movimiento general como reptado, gateo, ponerse de pie o andar, dificultades con los conceptos de pensamiento visual, como pobre secuencialidad, organización de relaciones espaciales, inversiones y figura-fondo, así como pobre oculomotricidad y binocularidad.

Reflejo Tónico Asimétrico del Cuello (RTAC):

El RTAC aparece cuando se gira la cabeza. El giro de cabeza produce una sinergia muscular compleja, combinando la cabeza y el brazo, dando la oportunidad, de esta forma, a que se produzca los primeros movimientos de coordinación ojo-mano. Los síntomas de un RTAC mal integrado pueden incluir pobre integración bilateral, retraso en los patrones cruzados, pobre equilibrio, dificultades en los seguimientos oculares, enfoque, binocularidad, escritura y lectura, movimiento de la cabeza cuando se lee y discrepancia entre la expresión oral y escrita. Es especifico de los niños disléxicos.

Reflejo Tónico Simétrico del Cuello (RTSC):

El RTSC es el que separa los movimientos de la parte superior del cuerpo de la parte inferior. Se desarrolla después del RTAC y permite al niño el desafío de la gravedad sobre rodillas y manos y es el precursor del gateo. Los síntomas de un RTSC mal integrado incluyen dificultades en la coordinación ojo-mano, acomodación e integración visuo-motora, postura inadecuada y pobre desarrollo del tono muscular. Este reflejo ayuda a construir los mapas visuales y propioceptivos y su no integración afecta en gran medida a los niños disléxicos.

Reflejo palmar y el de búsqueda o succión:

Si este reflejo no se integra adecuadamente puede interferir en la escritura, fuerza en las manos y en otras funciones de movimiento como el arrastre, la articulación de las palabras y la masticación.

Con la terapia de movimiento rítmico, estimulamos el tronco encéfalo, consiguiendo la liberación de esos bloqueos funcionales y la desorganización de los patrones automáticos para dar paso a los movimientos de orden superior o voluntarios.

Consiste en una serie de ejercicios que se realizarán diariamente en casa con objetivos planteados siempre en consulta y supervisados semanalmente por el profesional.

LOGOPEDIA CENTER SCA F23588304
Inscrita en el registro de sociedades cooperativas y laborales de Andalucía JARCA01559
Centro Sanitario autorizado por la Junta de Andalucía con NICA nº 36391

Diseñado y construido por jeosspee