c/ Pintor Miguel Ayala, 9 - 1ºB, 23006 - Jaén
953 253 517 - 610 048 203

Consulta ONLINE en servicio de Logopedia, Aprendizaje, Psicología y Nutrición

Desarrollo Fisiológico

Debemos saber que comer bien no sólo favorece el desarrollo físico. Entre los nutrientes esenciales que asimila nuestro organismo también los hay que contribuyen al desarrollo intelectual.

El desconocimiento en torno a estos alimentos es un hecho y, en ocasiones, aunque sí sabemos de su existencia, ignoramos los beneficios que éstos tienen sobre el crecimiento intelectual. 

Sabemos que en el intestino se encuentra el 80% de nuestro sistema inmune innato. Los alimentos que comemos y cómo absorbemos sus nutrientes será de vital importancia para la salud. Por ello, es muy importante conocer el estado de la flora intestinal (las bacterias proteolíticas productoras de gases, bacterias sanas, hongos y parásitos).

En el intestino se fabrica alrededor del 80-95% de la serotonina que, a través de plaquetas, viajará hacia el sistema nervioso central atravesando la barrera hematoencefálica. Esta serotonina, comúnmente conocida como la hormona de la felicidad, es esencial para conseguir bienestar.  

La dopamina, el óxido nítrico y el GABA son otros neurotransmisores que también tienen mucho que ver con el intestino. Se han encontrado bacterias específicas que fabrican serotonina y GABA

Resulta indispensable para integrar la salud intestinal a la salud emocional.

Tener dolor, eczemas, fatiga, alergias, … puede deberse a los altos niveles de histamina que no son degradados. La incapacidad de una completa degradación de la histamina puede deberse a un déficit intestinal por inmadurez o deterioro de la mucosa intestinal, entre otros motivos.

Un déficit enzimático provoca una mala metabolización de la histamina alimentaria y la del medio ambiente (polen, gramíneas, ácaros del polvo). Una mala degradación de la histamina provoca el consecuente acúmulo de histamina en el organismo (histaminosis). E igualmente ocurre con diversos alimentos (lactosa, fructosa, intolerancia al gluten o un virus) o bien por motivos genéticos.

Por otro lado, existen muchos medicamentos que inhiben la diaminooxidasa entre otras enzimas, como los ansiolíticos, los antidepresivos, los mucolíticos, las pastillas para la presión, los relajantes musculares, …

Hay que hacer un estudio personalizado y adaptar la dieta a cada individuo, beneficiándole según sus necesidades personales de todo aquello que nos ofrece la alimentación, tomando muy en cuenta sus preferencias individuales.

Sea respetuoso con su salud: adapte su alimentación a su metabolismo.

Coma según lo que metaboliza y absorbe.

LOGOPEDIA CENTER SCA F23588304
Inscrita en el registro de sociedades cooperativas y laborales de Andalucía JARCA01559
Centro Sanitario autorizado por la Junta de Andalucía con NICA nº 36391

Diseñado y construido por jeosspee